caza italiano bombardeo barcelona

Barcelona bajo las bombas fascistas

BOMBARDEO SOBRE LAS BARRIADAS DE PLUS ULTRA, CAN TUNIS Y SANT ANDREU

11 DE ENERO DE 1938

Las barriadas asentadas en la falda de la montaña de Motjuïc, pertenecientes a la Marina del Delta del LLobregat oriental, y las situadas al Norte de la ciudad, fueron también atacadas en 1938 por la aviación italiana, tal y como argumenté en un artículo publicado en mi blog el 4 de noviembre de 2007. No obstante, en aquella ocasión, realicé un resumen de dichos ataques sin profundizar en el contenido global de los hechos ocurridos. Sin embargo, debido a la escasa y difusa información escrita que podían ofrecer los diferentes historiadores consultados, pretendo como objetivo principal, ordenando las investigaciones realizadas y las informaciones encontradas, aproximarme a la realidad de lo que sucedió, tratando de explicar los motivos principales de éstos ataques, que más bien fueron una demostración de superioridad armamentística de los aliados de Franco, que tenían bien localizadas las empresas de guerra desde que la Generalitat de Catalunya creó la Comisión de la Industria de Guerra (CIG).(1)

En las tierras de la Marina, se vieron involucradas en estos ataques varias empresas que fabricaban material de guerra, ninguna fue destruida, ni siquiera tocadas directamente, exceptuando la CAMPSA en Can Tunis, y el Puerto en su conjunto, quedando totalmente destruidas. En Sant Andreu, varias fábricas fueron los objetivos del bombardeo que vamos a ver, siendo también varios los muertos y heridos. No obstante, la población civil fue como siempre la que más soportó el horror y el sufrimiento agónico de las masacres fascistas. Entonces, debe entenderse, que estos bombardeos significaron el preludio de lo que sucedería durante todo el año de 1938. Por lo cual, considero, que deben ser reconocidos y encuadrados junto con los innumerables ataques sobre una ciudad de la retaguardia republicana que albergaba importantes empresas colectivizadas de guerra.

En enero de 1938, la situación de la guerra empezaba a tomar cierta ventaja nacionalista, a consecuencia en parte a la nueva aportación del bombardero veloz Savoia 79 (S.79)  de la aviación italiana. Por otro lado, en los frentes de Teruel, se estaban llevando a cabo numerosos enfrentamientos que hacían cambiar la situación de un bando u otro muy a menudo. Mientras tanto, en Barcelona, empezarían el año con intensos bombardeos, motivados principalmente por los S.79 en servicio nocturno, dice Joan Villarroya i Font:

“Ya el primer día del año, la ciudad fue de nuevo golpeada por la metralla de las bombas lanzadas desde los aviones y los destrozos que causaron fueron de una magnitud desconocida hasta la fecha y obligaron a los bomberos y las brigadas de desescombro a multiplicarse con el fin de dar abasto a todo y poder socorrer a las víctimas”.(2)

 La fotografía de portada del artículo, es claramente un exponente real de lo que representó el S.79 para el dominio en el cielo. Este mismo aparato, el  que vemos en la fotografía, perteneciente a la 10ª Escuadrilla del XXVIII Gruppo Bombardamento Veloce, realizó la primera incursión a las 14 horas del 7 de diciembre de 1937 sobre la zona portuaria de Barcelona, pilotado por el coronel Aleardo Martire, Oficial Superior de la Aviación Legionaria de las Baleares. Mussolini apreció rápidamente la ventaja que los S.79 habían obtenido en todos los frentes donde habían participado, por lo que apoyó incondicionalmente con nuevas unidades a sus escuadras. Franco, unos días antes, resistió la presión impuesta por Mussolini para que comprometiera a las fuerzas de infantería italianas en Teruel, el general Franco le negó al Duce una oportunidad de desquitarlas por la todavía reciente derrota de Guadalajara. Como consecuencia de éste y otros hechos, Barcelona sería atacada indiscriminadamente durante todo el año con la mejor arma que disponía “La Aviación Legionaria de las Baleares”.

El 11 de enero de 1938, Barcelona recibió un nuevo bombardeo, esta vez fue compartido entre las barriadas de Casa Antúnez (Can Tunís) y Sant Andreu, al Norte de la ciudad, tal y como recoge la obra del historiador Joan Vilarroya i Font:(3)

“El día 11, fueron dos los barrios golpeados: Sant Andreu y Can Tunis, este último cerca de las rodalías del puerto. En Sant Andreu, los bomberos tuvieron que socorrer algunos vecinos de la calle de les Monges. Muchos de los muertos ingresados en el depósito del Clínico fueron recogidos en la rambla de Sant Andreu. En Can Tunis, resulta particularmente afectada la calle Ramón Franco. Los bomberos recogieron de una de las casas dos muertos y cinco heridos. El hecho de que los bomberos comenzaran los servicios a las 19’12 horas, dirigiéndose a Can Tunis, y los acabaron a las 19’30 horas en dirección Sant Andreu, y a pesar que los barrios se encontraban muy separados, parece evidente que las bombas afectaron a los barrios mencionados fueron lanzadas con muy poco espacio de tiempo las unas de las otras, seguramente por dos aviones diferentes. Otra explicación sería que se hubiera producido dos agresiones diferentes, pero considerando la proximidad de los tiempos entre la una y la otra, todo hace pensar que se trata de una sola”.

Consulté el gráfico del bombardeo número 18 de fecha 11 de enero de 1938, que había obtenido en el “Archivio-Ufficio Storico-Aeronautica Militare, Fondo O.M.S., en Roma”, observando que fueron tres  barriadas las implicadas: “Plus Ultra, Casa Antúnez y Sant Andreu”. Así mismo, en los planos 1º y 2º  se observan marcadas con puntos negros las bombas que explotaron en dichas barriadas. Por otro lado, también se puede argumentar  el número aproximado de aparatos que intervinieron. Sin embargo, quise comprobar la información que ofrecía el comunicado de la Junta Local de Defensa Pasiva de Barcelona, con el fin de cotejar ambas informaciones. El documento consultado que, por cierto, también lo encontré en Roma sobre Alarmas, Víctimas y Edificios correspondientes al mes de enero de 1938, dice lo siguiente respecto al bombardeo del 11 de enero: “Aviación.- Véase gráfico.- S. Andrés, Casa Antúnez y Carretera del Puerto”.(4)

plano 18 bombardeo barcelona

plano 18 bombardeo de barcelona 2

 plano 18 bombardeo de barcelona

La información ofrecida por la Junta Local de Defensa Pasiva, y la del historiador Joan Villarroya i Font, no son  del todo completas. Sin embargo, a pesar de ello, Joan Villarroya i Font, analiza y orienta muy bien lo que pudo haber ocurrido. Por lo cual, para que quede bien documentado, he pensado plantear estos ataques individualmente por barriadas, con el fin de poder explicar con mayor certeza mi teoría sobre cómo se desarrollaron los hechos y los lugares y fábricas que fueron afectadas.

BOMBARDEO A LA BARRIADA DE PLUS ULTRA

Por fortuna, conocía muy bien la calle del Aviador Franco (Ramón Franco Bahamonde), porque muy cerca de allí estudié en un colegio privado que se llamaba “Plus Ultra“. Por este motivo me percaté que esta calle no pertenecía a la barriada de Can Tunis, sino a la de Plus Ultra.(5) Por otro lado, éste dato me hizo reflexionar y, observando el plano número 18, comprendí que el propósito  de estos bombardeos llevaban la intención de alcanzar y destruir los objetivos industriales y militares que la aviación italiana había seleccionado, tanto en las tierras de la Marina como las de Sant Andreu, donde se habían ubicado grandes empresas coloniales y de gran calado industrial, así como de abastecimiento de carburantes y alguna que otra batería antiaérea colocadas estratégicamente a lo largo de la costa. Por lo cual, éstas tierras quedaban sometidas a bombardeos indiscriminados que, aunque llevaran como objetivo abatir a las industrias, fueron mortales para la población civil.

Aunque son varias las hipótesis que se podrían adaptar a este hecho, creo que por el orden de la hora que fueron avisados los bomberos, los ataques se realizaron como mínimo por cuatro aparatos, y esta vez no entraron por Pueblo Seco como de costumbre, sino por las costas de Garraf en busca de la parte alta de la ciudad. Una vez llegaron al punto de separación, tres de los aparatos viraron hacía el mar en busca de sus objetivos, mientras el cuarto siguió cruzando la ciudad, tardando en llegar a su objetivo en la barriada de Sant Andreu, unos minutos más tarde.

La alarma sonó a las 18’58 horas, y el primer ataque lo realizó un solo aparato, aproximadamente 10 minutos después de sonar la alarma, mientras los otros dos seguían su vuelo cruzando  la montaña de Montjuïc, en busca de sus objetivos en la barriada de Can Tunis. Cerca de la barriada de Plus Ultra,  estallaron cinco bombas que no impactaron en el objetivo para las cuales habían sido arrojadas, la fábrica  Industrias Mecánicas, también conocida como “Can Barret”, aunque cayeron muy cerca, éstas al estallar produjeron  una onda expansiva letal, derrumbando varias casas quedando sepultadas bajo los escombros las personas que habían dentro. Los testimonios orales, recuerdan que una bomba cayó y no explotó cerca de la máquina que tirada por un animal, elevaba el agua del pozo de la masía de Can Pipa. Los bomberos fueron avisados a través de una llamada telefónica de la policía a las 19’11 horas, por lo que el ataque se produjo unos minutos antes, saliendo de la caserna de la Delegación de la Exposición a las 19’12 horas, llegando al lugar del siniestro a las 19’20 horas.

Con estos datos, podemos apreciar, que la población civil tuvo menos de diez minutos para salir a refugiarse. El tiempo que tardaron los bomberos en terminar la prestación de auxilio fue de 1 hora y 17 minutos, éste detalle dejaba claro que la ayuda prestada a la barriada de Plus Ultra, fue originada como ya sabemos, por la Delegación de la Exposición, y no por la que auxilio la barriada de Can Tunis ni la de Sant Andreu. El informe técnico decía lo siguiente:

“Debido a la explosión de una bomba quedaron sepultadas por las ruinas todas las personas que estaban dentro de las casas. Fueron extraídas con vida después de desalojarla, un hombre, tres mujeres y dos niños y los cadáveres de un hombre y una mujer. Resultan heridas siendo trasladadas al Hospital Clínico: Ana Barranco y Ana Moreno Barranco y dos niños de 10 y 15 años. La Cruz Roja se hace cargo del hombre y de los muertos”.(6)

mapa bombardeo plus ultra

Según la relación de muertos ofrecidos por Joan Villarroya i Font,(7) detalla los nombres de cinco personas fallecidas en el barrio de Can Tunis. Esto como ya sabemos no es del todo cierto, porque fueron dos los barrios atacados, por lo tanto los fallecidos en el primer bombardeo pertenecían a la barrisada  de Plus Ultra, siendo sus nombres y direcciones las siguientes:

Joan Lorente Gómez Ruiz de la Alda nº 9
 Josefa Gusi PiquetComandante Franco nº 78

 El objetivo militar que trataron de destruir en este primer ataque los aviadores fascistas, como ya sabemos, fue la fábrica Industrias Mecánicas S.A., también conocida como “Can Barret”. No obstante, podemos apreciar en el cuadrante del plano del Ayuntamiento de Barcelona,(9) que existía otro objetivo militar declarado muy cerca de dicha fábrica, el “Polvorín”, construido en 1733 y situado a pocos cientos de metros de distancia, pero ubicado estratégicamente en el primer altiplano al pie mismo de la montaña de Montjuïc. En definitiva, el ataque, tuvo como fin alcanzar la fábrica tal y como hemos podido observar en el plano adjunto, las bombas cayeron muy cerca de ésta, pero también en frente mismo del polvorín , aunque éste estaba ubicado a una distancia aproximada de trescientos metros en línea recta y sobre 800 metros bajando por la carretera hasta el lugar donde explotaron las bombas. Por otro lado, hay que mencionar la labor de las baterías antiaéreas y los reflectores de luz, porque con sus intervenciones los pilotos italianos erraron el tiro más de lo que ellos pretendieron. No obstante, valorando que volaban a más de 5.000 metros de altitud y muchas veces al anochecer, como en esta ocasión, resultó ser un altísimo riesgo que acababa como de costumbre, perjudicando más a la población civil que soportó el horror y el sufrimiento agónico de las masacres fascistas que a los propios objetivos militares.

polvorin de montjuic 1

Polvorín de Montjuïc: Fotografía, A. Santafé, año 2008

polvorin de montjuic 2

Polvorín de Montjuïc: Fotografía, A. Santafé, año 2008

Para explicar lo que representó Industrias Mecánicas en la industria barcelonesa, he recuperado el texto que junto con el investigador y cronista de las barriadas de la Marina de Port, Ramon Anglès, realizamos  para el Centre d’ Estudis de Montjuïc sobre los bombardeos aéreos a las barriadas del Delta del LLobregat oriental, durante la Guerra Civil Española.(10)

Industrias Mecanicas Sa Can Barret

Indústrias Mecánicas S.A “Can Barret”
Fotografía: Archivo Centre Cívic Casa del Rellotge

Veamos lo que dice:

“Esta fábrica desde su origen se llamo tradicionalmente Can Barret, fue una fundición de hierro y talleres de construcción mecánica. En 1898 José A. Barret y Moner construyó la sociedad Barret y Cia e Hijo de José Pala (industrial del mismo ramo), ubicada en la carretera de Port núm. 33 y dedicada a la fabricación de hierro colado y, en especial, a piezas denominadas de serie. Pocos años después cambia su nombre por el de Industrias Mecánicas Consolidadas S.A. A partir del asesinato en enero de 1918 de J.A. Barret, esta sociedad fue controlada por capital belga dependiente de la Sociedad Anónima Corbeau et Demoustiere. Fue entonces llamada Sociedad Electro Metalúrgica -aunque siempre será conocida con su nombre antiguo y, sobre todo como Can Barret-, se amplia y se introducen, en 1919, mejoras en su equipamiento, con la dotación de cinco hornos electro-metal-lúrgicos.

En 1936, tenía una plantilla inicial de unos doscientos obreros, se especializa en la fundición de hierro y acero, en la transformación de los laminados en caliente a laminados en frío y en toda clase de  construcciones mecánicas. A diferencia de otras fábricas, esta, en un principio, no fue confiscada, ya que el consulado de Bélgica recordó que estaba constituida en un 80% por el capital de su país. En cambio era sometida a control sindical, por un comité que controlaba la dirección e intervenía en las entradas y salidas del material elaborado. Todo y que tenía una sólida clientela, como la Hispano Suiza para la cual fabricaba acero moldeado, cajas de diferenciales, torneados y otros elementos, se consideró oportuna la habilitación para la fabricación de material de guerra, aprovechando la experiencia de los directivos que habían trabajado en Francia durante la guerra de 1914-1918 en la fabricación de obuses y granadas. También se orienta al blindaje de camiones, acción que no requería de ninguna preparación complicada de orden técnico. La plantilla fue creciendo hasta dar ocupación a unos 500 trabajadores en jornadas semanales de 40 horas. El Comité de Control actúa, en un primer momento después de los sucesos revolucionarios, sobre la producción y las condiciones laborales y, más tarde, sobre los precios, pasando, de controlados, a una empresa intervenida. Los primeros beneficios del año 1936 permiten la renovación de la maquinaria y el pago a los accionistas. Esta fábrica fue una de las más importantes de la metalúrgica. Ahora en la actualidad, se han levantado unos bloques de pisos que envuelven un gran parque fruto de la lucha vecinal. En realidad se tendría que decir de Can Barret, que es el nombre con el que siempre se han conocido las Industrias Mecánicas.

Puerta principal industrias mecanicas sa

Puerta principal – Derribo finales de los 70 –
Fotografía: Archivo Centre Cívic Casa del Rellotge

Un estudio realizado por altos cargos del Ejército en 1917, demostraron que una tercera parte de los establecimientos productores del sector del metal y de la mecánica, estaban situados en Barcelona. A causa del aumento de la demanda militar, estas industrias civiles auxiliaron a las militares, por esa causa al comenzar la Guerra Civil las industrias barcelonesas quedaron clasificadas por el bando rebelde como objetivos militares. Este fue el caso de Industrias Mecánicas S.A.

Por decreto, y debido a la necesidad de utilizar todos los elementos de la producción útiles para la fabricación de material de guerra, se autorizó a la comisión de la Industria de Guerra llevar a cabo la confiscación de empresas, y entre ellas unos días después y en las mismas condiciones, fue también intervenida y ocupada Industrias Mecánicas (Orden BOGC núm. 226 del 12 de agosto de 1936, página 1035). Todo y esto , una relación de nóminas, con los números de orden 15 y 33 de 39.273,10 pesetas y 14.595 respectivamente, presentadas para el pago en las oficinas de la Comissió de la Indústria de Guerra de Catalunya, el día 6 de marzo de 1937, demuestran que Industrias Mecánicas fue colectivizada.(11)

BOMBARDEO A LA BARRIADA CAN TUNIS

El segundo y tercer aparato que se dirigían hacía la montaña de Montjuïc, tomaron la posición en el cielo, llegando a sus objetivos separados el uno del otro, arrojando sus bombas de sus espezoneras, uno en la entrada del Cementerio del Sudoeste, también conocido como Casa Antúnez, justo al lado de la barriada del mismo nombre, y el otro en la propia barriada. Explotaron un total de quince bombas, diez en el cementerio y cinco en la barriada. A las 19’24 horas, o sea, trece minutos más tarde del primer ataque, se recibe en la Delegación de L’Hospitalet un aviso efectuado por teléfono por explosión de una bomba en la Carretera de Can Tunis, cerca del campo de fútbol de la antigua fábrica “Santiveri“. Los bomberos salieron de la caserna a las 19’25 horas, llegando al lugar del siniestro a las 19’30 horas, coincidiendo, ésta, con la hora en que se recibe la demanda de auxilio, en el ataque producido por el cuarto aparato sobre la barriada de Sant Andreu. El tiempo que tardaron éstos en terminar la prestación de auxilio en Can Tunis fue de 2 horas y 26 minutos, por lo tanto, esta unidad de auxilio tampoco pudo ir en dirección a Sant Andreu, ya que la que actuó en esta barriada fue la Delegación de la Sagrera.

El informe técnico decía lo siguiente:

“Al llegar al lugar del siniestro procedimos a desalojar la barraca donde nos dijeron que había personas enterradas. La barraca estaba cerca del campo de fútbol y fueron extraídos un hombre y una mujer muertos, que fueron depositados en la ambulancia de la Cruz Roja. Acudieron después de apagar el fuego de un transformador de una fábrica que estaba cerca, y debido al fuego constante que había, cortaron la corriente quedando sofocado el incendio. El fuego fue debido también a efectos de la explosión”(12)

localizacion bombas can tunis

Los nombres y direcciones de los fallecidos en este ataque pertenecientes a la barriada de Can Tunis, son los siguientes:(12)

Ferran Martínez Pérez, 57 años

 Falleció en la barraca
 Can Tunis
María Gonzalez Cuadrado, Pº de la Agricultura nº 2

 Falleció en la barraca
 Can Tunis
María Altés Martínez, 59 añosCan Tunis

 La explosión fue mortal para mis abuelos, cuenta Josefa Nuñez Ramís:

“Ese día estaban mis bisabuelos en casa, vivían cerca del campo de fútbol del “Santiveri” al otro lado del río -Canal de la Serenísima Infanta Doña Luisa Carlota de Borbón-, me contó mi tío. Tenían conejos, gallinas, pollos y un perro. Como de costumbre ese día se encontraba con ellos uno de mis tíos, y mi bisabuela intuyó algo fuera de lo normal, y le dijo a mi tío que se marchara para su casa porque notaba que el ambiente estaba algo revuelto. Mi tío era en aquellas fechas un crío que le gustaba mucho estar allí, por lo que a regañadientes se marchó a su casa aunque él no se quería ir. Al poco tiempo fue cuando cayó la bomba. Mi tío aún no había llegado a su casa, y cuando mi abuela se enteró fue corriendo hacía la barraca, buscó entre los escombros a sus padres y también a su hijo porque pensaba que el niño no había salido de allí. De su padre nunca me dijo nada, supongo que los bomberos lo sacaron de los escombros porque fue uno de los cuerpos; Fernando Martínez. De mi bisabuela lo único que me dijo mi abuela, es que encontró una oreja con un pendiente y entonces fue cuando reconoció  que ese pendiente era como el de su madre; María González Cuadrado. Más tarde se enteró de que su hijo no estaba allí y fue a buscarlo hasta que lo encontró en su casa. El perro y alguno de los animales sobrevivieron, y mi tío me explicó que al día siguiente fue a buscar al perro y se lo llevó a su casa teniéndolo allí hasta que murió”.

La poderosa onda expansiva que produjeron las bombas al estallar, arrastraron cascotes, metralla y otros materiales que ocasionaron el derrumbe brutal de la barraca. Sin embargo, la tercera víctima de este bombardeo fue  María Altés Martínez, desconociéndose el lugar exacto de su muerte.¿Como falleció? Si hubiera sido a consecuencia del derrumbe de su vivienda, los bomberos hubieran intervenido y reflejado en el acta correspondiente los motivos del siniestro, pero no fue así, por lo cual la muerte de esta persona pudo suceder de la forma más simple que podamos imaginar, como por ejemplo, que la onda expansiva o cualquier elemento trasladado por ella, la alcanzara en la calle, quizás huyendo hacía algún refugio.

¿Por qué bombardearon la entrada al Cementerio del Sudoeste?

Aunque parezca un lugar extraño para emplazar una batería, también lo eran los sótanos del colegio de los Salesianos de Sarria ubicado en la parte alta de la ciudad, donde se montaban fúsiles y una entidad bancaria en el centro, donde se fabricaba cartuchería y otros elementos bélicos y, aunque estos lugares resultaron ser eficaces a la hora de camuflarlos, también estaban en su mayoría controlados por la inteligencia franquista ¿Sino como se entiende que estuvieran clasificados en la lista de objetivos militares que encontré en Roma?

La entrada al Cementerio del Sudoeste, era un lugar idóneo y bien protegido a pico cortado de la propia montaña de Montjuïc, por lo que, debido a su considerable altura ofrecía una amplia visibilidad hacía el mar, por lo cual, el emplazamiento de una batería de costa o antiaérea eran perfectas para cubrir la zona comprendida entre el Delta oriental y la desembocadura del río LLobregat, ya que las baterías emplazadas en la montaña de Montjuïc no podían cubrir este espacio. La relación de Comisarios Políticos del sector de Barcelona, la cual adjunto,(13) numera la batería de Casa Antúnez como la 12 y sin emplazar a fecha 15 de abril de 1937. Sin embargo, un documento de 11 de junio de 1938 del Estado Mayor de la Jefatura del Aire 2ª Sección Información, la cataloga como artillería junto con la batería del Astillero (Barrio de la Barceloneta) y Campo de la Bota.(14) Por lo tanto, queda bien claro, que el ataque producido por el segundo aparato tenía como objetivo militar la destrucción de la batería instalada en el Cementerio del Sudoeste. No obstante, todos los documentos consultados que por desgracia son pocos, incluidos los partes de los bomberos y la prensa barcelonesa que seguidamente comentaremos, no se puede afirmar pero tampoco desmentir que la batería fuera alcanzada, y como ya sabemos, lo cierto es que la onda expansiva originó daños irreversibles que en la actualidad son conocidos como “daños colaterales”.

lista de comisarios bombardeo de bacelona

Antes de comentar los efectos que produjo el ataque del tercer aparato, veremos las zonas afectadas a través del cuadrante del plano de la ciudad de Barcelona, correspondiente a la barriada de Casa Antúnez y Cementerio del Sudoeste, adquirido en el Archivo Administrativo de Barcelona.

mapa casa antúnez barcelona

A: Entrada del cementerio del Sudeste a Casa Antúnez.
B: Fábrica El Plom.
C: CAMPSA.
D: Calle Félix Macià.
E: Cinema.
F: Colegio Municipal “Los Pajaritos”
G: Calle Lagasca

El tercer aparato  bombardeó la zona del Paseo de Casa Antúnez, muy cerca de la CAMPSA. De las bombas arrojadas explotaron cinco, y éstas ocasionaron daños con consecuencias catastróficas para los vecinos de la zona. Julio Baños, en un testimonio real publicado en La Vanguardia, de 29 de septiembre de 2004, decía lo siguiente:

Julio Baños, vecino del barrio, interesado por su pasado, señala lugares invisibles:

“Ahí en frente estaba el estanco de mi padre. Cayó una bomba en 1938 y suerte que no estábamos en casa, porque no quedó nada. Sólo el colchón, que lo encontramos en un terrado de las casas de Pujol; tan fuerte fue la onda expansiva. Paseamos por el tramo que subsiste de lo que fue el Paseo de Can Tunis, con el solar de la fábrica Rivière, el lugar exacto donde existió la fonda de Can Tunis que dio nombre al barrio -otro hito para ese itinerario deseado- o los recuerdos de un cine que saltó por los aires con las bombas de la guerra. No está seguro Baños si era el Salón Antúnez o el cine Novedades”.(15)

El Salón Antúnez o el cine Novedades, estaba ubicado junto al Colegio Municipal “Los Pajaritos” entre las calles Lagasca y Fèlix Macià. Una de las bombas cayó justo mismo al lado del Salón Antúnez, tal y como podemos apreciar en el plano anterior, destruyéndolo totalmente. La bomba cayó cerca de la CAMPSA, ignorando los daños causados, aunque ésta para esa fecha ya estaba totalmente destruida. La fábrica del Plom, también tuvo que quedar bastante maltrecha, ya que tres de las cinco bombas impactaron en el solar donde estaba ubicada, aunque la onda expansiva pudo incluso afectar a la fábrica de carbones Las Briquetas, la Cooperativa “La Flor de Maig” que posiblemente fuera uno de los locales que podemos apreciar en la fotografía adjunta, y la trefilaría  la Rivière S.A., que ya estaba en esas fechas colectivizada y, por supuesto, a las viviendas cercanas como la de la familia de Julio Baños.

De todas las barriadas de la Marina, Can Tunis fue la más expuesta al peligro constante de los bombardeos de la aviación italiana de las Baleares. Por su proximidad a la CAMPSA y al puerto, era un paso estratégico a la zona litoral y portuaria de la ciudad, enlazada por un nudo de comunicaciones de ferrocarril y de carretera.

Can Tunis sufrió el primer peligro el 10 de noviembre de 1936 cuando fue bombardeada la CAMPSA por el crucero franquista Canarias. Este bombardeo naval fue el primero que se efectuaba a las costas de la Marina y, según las informaciones de la época, los impactos de los obuses no llegaron a la costa. Veamos a continuación lo que dice el Cuaderno de Bitácora número 1, del 10 de noviembre de 1936, escrito por el Capitán de Navío Francisco Bastarreche, Comandante del crucero nacional Canarias.(16)

“En la noche del 10 de noviembre nos dirigimos a Barcelona para bombardear sus instalaciones de petróleo, abriendo fuego a las 22h. y 5m. con la artillería de 203 m/m. apuntándose a los terrenos comprendidos entre las farolas Llobregat y Montjuïc, ordenando alto el fuego a las 22h. y 12m., después de haber efectuado 21 disparo con granada de alto explosivo.”

foto barriada casa antunez barcelona

La imagen habla por si sola, parece como si el tiempo se hubiera detenido tras el bombardeo, la cuestión es que en la actualidad todavía quedan restos de lo que fue la Casa Antúnez próspera e industrial, donde el barraquismo también tuvo su protagonismo saliendo de él numerosas familias que fueron alojándose en las nuevas barriadas que florecían en las tierras de la Marina. No obstante, Casa Antúnez fue y seguirá siendo un lugar estratégico; porque en su territorio aloja parte del importante Puerto de Barcelona, motriz para la industria catalana y nacional, y no olvidemos que es el paso natural a través del Morrot, entre las tierras del Delta del Llobregat oriental y la Barcelona marítima.

Bombardeo a la barriada de Sant Andreu.
Plano nº 18, Archivo -Ufficio Storico- Aeuronáutica Militare de Roma.

Coincidiendo prácticamente con el bombardeo a Can Tunis, el cuarto aparato realizó el ataque sobre la barriada de Sant Andreu, arrojando una tanda de bombas de las cuales explotaron dieciséis. Una vez comprobados los mapas de la ciudad consultados en el Archivo Municipal Contemporáneo (Archivo Intermedio de Barcelona), pude identificar la primera fase del bombardeo, entre las calles de les Monges, la Rambla de  Fabra i Puig, la calle Dublín  y la fábrica Hispano Suiza.

La calle de les Monges, recibió el impacto de dos bombas en las casas núm. 3 y 10. A continuación, hicieron explosión dos más entre la Rambla de Fabra i Puig y la actual calle de Dublín. Muy cerca de la Hispano Suiza cayeron las otras cuatro bombas. No he encontrado documentos que indiquen que dicha fábrica fuera alcanzada de pleno, tampoco el informe de los bomberos confirma que las  tres víctimas fueran recogidas dentro de la fábrica, por lo qué, pudieron ser alcanzadas en la zona periférica de dicha empresa. Los bomberos fueron avisados a través de una llamada telefónica de la Jefatura de Policía a las 19 horas 30 minutos, saliendo de la caserna de la Delegación de la Sagrera a las 19 horas 31 minutos, llegando a la calle de les Monges núm. 3 y 10 a las 19 horas 40 minutos.

El tiempo que tardaron los bomberos en terminar la prestación de auxilio fue de 47 minutos. No obstante, como anécdota, tengo que decir, que en 1906, constaban dos empresas en los 50 primeros contribuyentes industriales de Sant Andreu, según el Archivo  de la Corona de Aragón, sección de hacienda, libros de matrículas industriales.(17) Se trataba de José María Sirvent (laboratorios químicos) y el segundo, Hijo de Evaristo Segur (textil), en la calle les Monges nº 2 muy cerca de donde explotaron las bombas. Sin embargo, no pretendo confirmar si el ataque fue a estas empresas, ya que desconozco si éstas seguían activas durante la guerra.

Veamos a continuación en el plano expuesto, la primera fase del bombardeo.

fase nueva barcelona

Por otro lado, realicé una investigación a pie de calle preguntado a algunos vecinos de la Plaza Nadal, con el fin de averiguar si las dos bombas que explotaron entre la Rambla de Fabra i Puig y la calle Dublín, habían sido arrojadas con el fin de alcanzar algún objetivo en concreto. El resultado de mi consulta quedó claro porque en aquella parcela no existió ninguna fábrica, aunque si me recalcaron que, cuando se realizaron las obras de las calles, encontraron justamente en la calle Nadal esquina con Rambla Fabra i Puig, un fragmento de hierro de una de las bombas, que al estallar en la calle de les Monges, se incrustó con virulencia dentro de la tierra quedando sepultado. Una de las dos bombas cayó detrás y muy cerca del Cine Teatro Odeón, que ocupaba la esquina de la calle Nadal y la Rambla Fabra i Puig, que se inauguro al público en 1921 cerrando sus puertas el domingo 14 de junio de 1981(18). Actualmente es el Mercado de Odeón.

FOTOGRAFIA CINE ODEÓN sant andreu

Cine-Teatri Odeón. Año 1970. Sant Andreu
Fotrografía: Web: Barcelofília: Cine-Teatro Odeón

El informe técnico de los bomberos decía lo siguiente:

“De la casa núm. 3 se ha extraído una mujer viva que estaba sepultada de runa y una criatura también viva. Se ha hecho cargo la Cruz Roja. Se práctica un reconocimiento en la casa núm. 10”.(19)

En definitiva, la llamada a los bomberos y a la hora de la intervención de estos, fue el eslabón que faltaba para avalar la tesis de que los bomberos no fueron de Casa Antúnez a Sant Andreu, sino que cada ataque fue auxiliado por Delegaciones distintas, marcando las pautas de éstos las diferentes horas de aviso a cada una de ellas. Por lo tanto, sino hubiera sido de esa forma, podría incluso haber cambiado la teoría expuesta sobre la forma en que estos se produjeron.

El bombardeo fue brutal e indiscriminado, porque la mayoría de los fallecidos fueron abatidos y recogidos en la Rambla de Sant Andreu y la Hispano Suiza, causando según la lista que veremos a continuación y que ofrece el historiador Joan Villarroya i Font, un total de once cadáveres.(20)

 Delfina Guerreiro Gay Rambla de Sant Andreu
 Ramón Casavanes MarquésRambla de Sant Andreu
Emili González MartíRambla de Sant Andreu
 Clementina González BalsaRambla de Sant Andreu
Antoni Nos GenerRambla de Sant Andreu
 Eugeni San NicolásRambla de Sant Andreu
Jaume SantaEulália Vilanova(Dispensario) de Sant Andreu
 Joan Gómez CasalsLugar sin indentificar
Francesc Guerrero GallegoHispano Suiza
Miquel Folch IglésiesHispano Suiza
 María Paire Torres Hispano Suiza

Veamos a continuación un pequeño resumen sobre la trayectoria de la Hispano Suiza, durante el periodo de la Guerra Civil Española, adquirido en parte en la Web: HISPANO-SUIZA-Wikipedia, la enciclopedia libre.

FÁBRICA HISPANO SUIZA

Fotografía: Web: autopasion18

Hispano Suiza fue fundada  en el año de 1904 por Damián Mateu Bisa, Francisco Seix Zaya y el ingeniero suizo Marc Bir Kigt. Empresa española de automóviles de lujo y competición, que tuvo también su vertiente en el diseño y fabricación de motores de aviación, motores de embarcaciones, vehículos de transporte y bélicos, así como de armas.

Al estallar la guerra en julio de 1936, la CNT se encautó de la compañía, a consecuencia del Decreto de 7 de agosto de 1936, creándose la Comisión de la Industria de Guerra (CIG), que a finales de septiembre del mismo año, pasó a depender de la Consellería de la Presidencia de la Generalitat de Catalunya (Josep Tarradellas), nacionalizando las fábricas catalanas y legalizando su presidente Companys, la gestión obrera de los comités de trabajadores. En Hispano Suiza irrumpe el comité de trabajadores revolucionarios que asesinan al administrador, Manuel Lazaleta, y rápidamente comienzan a construir vehículos blindados. Los consejeros de la empresa consiguen pasar la frontera y se exilian en Francia. Miguel Mateu, hijo de Damián Mateu, había asumido el mando de la empresa a la muerte de éste, siendo detenido en la frontera de Gerona, pero gracias a la rápida intervención del cónsul de Francia consigue salvar la vida y exiliarse.

Unos días más tarde, el 31 de agosto, el presidente Companys visita la Hispano Suiza, donde exclamaba, conmovido, dirigiéndose a los trabajadores reunidos en torno suyo:

“Son pocas las palabras que os diré y las más precisas, en nombre de Cataluña y de la República y de lo que vale más que todo, de la libertad y de los postulados de dignidad humana y civil, de los que combaten allí y de los que luchan aquí:
hermanos, gracias, muchas gracias!”.(21)

Mientras tanto, desde Francia, Miguel Mateu planea abrir una fábrica en Sevilla para la fabricación y reparación de aeronaves de la aviación fascista. Así mismo, los dirigentes exiliados de Hispano Suiza, colaboran rápidamente apoyando a los militares sublevados y pronto montan un taller en la ciudad hispalense.

El 1 de abril de 1939, la Guerra Civil Española se da por terminada y Franco entra oficialmente en Madrid a bordo de un Hispano Suiza durante el desfile de la victoria celebrado el 19 de mayo de 1939. Hispano Suiza, recuperó las fábricas de Barcelona y Guadalajara, pero la última estaba completamente desmantelada.

Franco, sabía de antemano que si ganaba la guerra, la industria catalana sería un bastión imprescindible para la recuperación del país, por lo que se puede entender en parte, que la aviación italiana no diera en el blanco en ciertos objetivos, debido a que sus dueños habían demostrado ser más simpatizantes de los rebeldes que de la propia República. Industrias Mecánicas S.A. fue también respetada, quizás porque era una de las principales fuentes de abastecimiento de acero moldeado, cajas de diferenciales, torneados y otros elementos importantes, existiendo una buena relación comercial con la Hispano Suiza, por lo cual, las dos resultaban ser importantes para la futura industria nacional. No obstante, atacando a las dos al mismo tiempo, dejaba entrever un efecto de poder que demostraba la capacidad aérea y al mismo tiempo el control sobre la ubicación de las fábricas y otros objetivos estratégicos. Sin embargo, el nuevo régimen franquista, no pago con la misma moneda los servicios prestados por los dirigentes de la Hispano-Suiza que, desde el exilio colaboraron sin condiciones poniéndose al servicio de los militares sublevados. Veamos para terminar lo que dice Wikipedia, la enciclopedia libre.

“El empobrecimiento y aislamiento internacional de España se hizo cada vez más patente en el período autárquico de posguerra, lo que unido a los altos aranceles de importación y escasez de materias primas así como a los altos costes de exportación de automóviles manufacturados, provocaron que las ventas dentro de España se redujeran notablemente.

Por lo tanto, el mercado interior se fue quedando muy reducido, mientras que el acceso al exterior se vio imposibilitado por los altos impuestos que la marca había de pagar y el reducido capital de que disponía Hispano Suiza después de la guerra.

El gobierno franquista consideraba que la máxima eficiencia en la construcción de camiones sólo se conseguiría con una gran empresa nacional y nacionalizada. Es por ello que intervino en 1946, después de presionar a sus propietarios de diferentes formas, como anulando los contratos oficiales o amenazando con cancelarles la licencia para la importación de materias primas, para que así accedieran a vender Hispano Suiza al recién creado Instituto Nacional de Industria (INI), logrando finalmente sus objetivos. Se funda así la Empresa Nacional de Autocamiones S.A. (ENASA), que adquirió las fábricas y patentes de Hispano Suiza y que fabricó automóviles bajo la marca Pegaso. Hacía 1956 se formaría una pequeña  empresa de microcoches basada en unas pocas herramientas y maquinaria que fue vendida a ENASA, llamada Fábrica Hispano”.

Veamos a continuación en el plano expuesto, la segunda fase del bombardeo.

fabrica nevin barcelonaEl avión siguió su trayectoria hasta que arrojo una nueva tanda de bombas de las cuales explosionaron cuatro.

Teniendo como referencia la Avda. Meridiana y la calle Garcilaso, comparé el mapa actual de Barcelona con el mapa de 1938, pudiendo apreciar que los impactos se habían producido entre dichas calles y las actuales Cienfuegos y Olesa. Pensé, que si me había funcionado bien la investigación a pie de calle de la fase anterior del bombardeo, en esta situación totalmente desconocida, debía volver a consultar de nuevo a los vecinos de la zona, y así lo hice. Me presenté en el lugar señalado, y poco a poco fui preguntando a personas mayores que intuía que llevaban muchos años viviendo en la zona. La investigación fue muy interesante porque incluso algunas personas me explicaron que muy cerca de allí habían encontrado un refugio. Otras, naturalmente, no recordaban o no sabían nada. No me desanimé, y esto fue vital para mí, porque a las últimas personas que consulté me dijeron que sí sabían lo que había habido en aquella manzana. Una fábrica exclamaron, pregunte por el nombre pero no se acordaban, en eso, llego un señor mayor que resultó ser el marido de una de aquellas simpáticas mujeres, y fue él el que, muy amablemente me acabo de atender. Sin vacilaciones ni titubeos, me contestó que allí existió una fábrica de industrias químicas, no tuve más remedio que preguntarle si se acordaba del nombre, rápidamente me contestó que se llamaba la Nevín. No se pueden ustedes imaginar las veces que les dí las gracias. Pocas horas más tarde, cuando llegué a casa, lo primero que hice fue investigar en Google, acerté de lleno porque esa fábrica era cierto que había existido y en aquella zona, por lo que fui indagando hasta que encontré la Web: Ibérica.Vol.12, no. 294 (20 sept. 1919):: Ibérica-cerca, a la cual pertenece la fotografía adjunta y la información  que a continuación expongo.

fabrica de producto químicos de s.a nevin

Fabrica de producto químicos de S.A Nevín

 Nevín “Albiñana y Argemí“, estaba constituida por una  inmensa fábrica, con  magnificas instalaciones en San Martín de Provençals (Barcelona), junto  a la vía ferroviaria del tren. En 1907 se inaugura la fábrica que compone el “Litopón“, que se patentó con el nombre de “Nevín”, registrándose con la marca Blanco Nevín.

¿Que es el Litopón? Es una mezcla de sulfuro de cinc (ZnS) y sulfato de bario (Ba SO4); éste es un pigmento blanco muy utilizado por su bajo costo. El sulfato de bario se utiliza principalmente junto a otros pigmentos para aumentar el brillo, ya que el sulfato de bario por sí sólo no presenta un buen poder de cubrimiento. El nevín, fabricado bajo un método exclusivo, sustituyó al blanco de plomo y al blanco de zinc, sobre los que tenía las ventajas higiénicas, industriales y económicas, así como ser el único y legítimo secreto industrial que lograba  dar estabilidad al producto para que la acción directa de la luz solar no la alterase, ni lo ennegreciera. En definitiva, el nevín, era un polvo blanco, muy fino y suave al tacto, que se podía emplear en pintura, a la cola, al aceite y al barniz, con la seguridad de que siempre dejaba una superficie homogénea, uniforme, limpia y de color verdaderamente níveo, siendo totalmente un producto  español.

Respecto a la Guerra Civil, todas las industrias químicas quedaron clasificadas como objetivos industriales, aunque no he encontrado referencias sobre otros ataques aéreos, parece ser que Nevín “Albiñana y Argemí” no sufrió daños materiales ni humanos, por lo menos que consten en los partes de los bomberos, en las listas de heridos y fallecidos así como en la prensa barcelonesa.  En 1961, se inaugura la nueva fábrica de Productos Químicos que la S.A. Nevín construyó en los terrenos adyacentes a la Zona Franca del Puerto, junto al río Llobregat, con una extensión  de 46.000 metros cuadrados, constando de modernas plantas primordiales de fabricación y otras auxiliares, como las de laboratorios, oficinas, comedores y vestuarios, donde se puede llegar a producir 7.000 toneladas anuales de Blanco Nevín.(22) La planta de Sant Andreu quedó abandonada hasta que fue destruida y sus terrenos fueron ocupados por modernos edificios y nuevas calles que junto a la remodelación de la Avenida Meridiana, se convirtió en el barrio que hoy podemos visitar, aunque siempre quedará en la memoria de algunas personas que en aquellos terrenos estuvo la “Nevín”.

La tercera fase del bombardeo, fue la primera que investigué,  resultando ser la más trabajada de todas y la que menos resultados me ofreció a la hora de demostrar el motivo del ataque. Busqué en el Archivo Municipal Contemporáneo (Archivo Intermedio de Barcelona), sin tener una referencia clara que pudiera esclarecer el sector afectado, fue como buscar una aguja en un pajar. No obstante, el técnico del archivo que me atendió, Manel, reconoció la zona,  orientándome sobre las calles que tenía que investigar. Sin embargo, en los planos consultados no encontré ninguna fábrica, posiblemente por desconocer el lugar exacto de donde ésta podía estar ubicada, o porque quizás se había construido varios años más tarde y no constaba en los planos consultados.Veamos a continuación en el plano expuesto, la última fase del bombardeo la cual he intentado argumentar ofreciendo datos que, quizás, muchos de ustedes desconocían.

bombas TEXTIL FRESER

Después de darle vueltas y vueltas al plano de Barcelona, y con la ayuda de Manel, pude darme cuenta de que se trataba de la zona comprendida entre las calles Freser, Concepción Arenal, Navas de Tolosa  y San Antonio María  Claret. Fueron varias visitas las que realicé a la zona, con la condición de situar el lugar aproximado de donde cayeron las bombas. Las personas mayores consultadas del lugar, me confirmaron que las bombas arrojadas habían caído en terrenos sin construir y que por aquella zona no había existido ninguna fábrica importante, lo cual me dejo una extraña sensación de desencanto. Sin embargo, en mi última visita, encontré un edificio enorme bien conservado con una colosal chimenea de planta octagonal y una torre depósito de agua que ocupaba toda la manzana en forma de triángulo rectángulo entre las calles Freser, San Antonio María Claret, Trinxant y Navas de Tolosa.

Me llamó mucho la atención porque era igual que la parcela que indicaba el plano del bombardeo. Le dí toda  la vuelta al edifico hasta que encontré una entrada. Sin vacilación alguna entré, porque me percaté que aquel lugar estaba aprovechado para el estacionamiento de coches. Había un señor dentro de una pequeña oficina, el cual al ser consultado me dijo que el edificio había sido una fábrica llamada “Freser Textil”. En un principio me alegré por el hallazgo, y pensé que era el objetivo industrial que buscaban los fascistas, por lo menos, así lo indicaba la bomba más próxima al edifico de las tres que cayeron juntas. Aunque en el mapa no figura la continuación de la calle San Antonio María Claret, en la actualidad desde el cruce de ésta con Concepción Arenal, que es la continuación de la calle Freser, se ve con absoluta claridad que la bomba cayó en frente mismo y a muy pocos metros de distancia. En sí, las cuatro bombas cayeron en el cuadrante de las calles Concepción Arenal, San Antonio María Claret, Industria, Navas de Tolosa y Vizcaya.

Veamos a continuación las imágenes  obtenidas de la Web: El conjunto fabril Costa Font. La arquitectura de la fábrica. D. GARCÍA-ESCUDERO, C. GASTÓN.

fotografia freser textil

Imagen aérea del conjunto Costa Font.
Procedencia: Bing Maps 2014

La investigación realizada sobre “Freser Textil“, me ofreció el nombre primitivo de dicha empresa, se trataba pues, de la industria Buenaventura Costa Font S.A. que se dedicaba a la fabricación y a la venta de hilados, tejidos y similares. Estaba ubicada en la calle Freser, nº 103-127, en el barrio del Camp de l’Arpa. Fue proyectada y construida por Francesc Mitjans Miró en 1946.(23) Fue entonces cuando comprendí que ésta se había construido después de la Guerra Civil, por lo tanto, quedaba desarbolada toda la investigación que había llevado a cabo, y, lo que en un principio  había sido un hallazgo sorprendente, se convirtió en una decepción inminente, más bien producida por no hallar el objetivo industrial en si, que por el tiempo dedicado a  su búsqueda.

solar antes de la construccion textil freser

Estado del conjunto a mediados de la década de 1940.
Procedencia: Institut Cartogràfic de Catalunya

No obstante, quise averiguar si Buenaventura Costa Font S.A. se había construido en el mismo terreno donde hubiera podido haber existido otra antigua  fábrica. Como podemos apreciar en la imagen no fue así, ya que en 1940 el solar no estaba edificado, ni construidas en su totalidad las calles, San Antonio María Claret, Industria, Navas de Tolosa y Trinxant, aunque ya estaban proyectadas para su futura construcción. Por lo cual, las bombas arrojadas en la tercera fase del bombardeo, no causaron daños a los ciudadanos, aunque ese hecho no ha quedado del todo claro, ni a objetivos industriales, ya que estos no existían según las investigaciones realizadas, ni  la prensa barcelonesa, que ofreció la noticia como podrán ustedes leer a continuación.

El Noticiero Universal” de fecha 11 de enero de 1938, fue el primero en facilitar la siguiente nota titulada:

“Los piratas del aire bombardearon de nuevo varias barriadas obreras de Barcelona, causando víctimas, huyendo veloces a la presencia de nuestros cazas”.

 En el Ministerio de Defensa Nacional facilitaron anoche el siguiente comunicado:

“Sin lograr objetivo militar o semimilitar alguno, caso de que lo buscaran, la aviación facciosa realizó a las 19’10 horas, una incursión sobre los alrededores de la capital arrojando varias bombas en la barriada de Casa Antúnez y en la de Sant Andreu, ocasionando algunas víctimas, cuyo número se desconoce a la hora de relatar este parte.

Cazas leales se elevaron e impidieron que los aviones facciosos continuaran su incursión sobre la ciudad”.(24)

Por otro lado, al día siguiente “La Rambla(25) ofreció la misma noticia, así como “La Vanguardia“.(26)

Según el documento adjunto sobre Alarmas, Víctimas y Edificios del día 11 de enero de 1938, explotaron un total de 36 bombas, murieron 22 personas y 22 cayeron heridas, se destruyeron 6 edificios totalmente, 8 parcialmente y 7 afectados, en total 21 edificios.

DOCUMENTO JUNTA PASIVA MES DE ENERO DE 1938

Respecto al número de las víctimas fallecidas, el Historiador Joan Villarroya i Font, relaciona 16 víctimas, más cuatro fallecidos  el día 13 de enero,(27) lo que me hace pensar que posiblemente fueran heridos de la zona más próxima al Hospital General de Cataluña, (como se denominaba al Hospital de San Pablo) trasladados e ingresados  que fallecieron dos días después, ya que si observamos el documento sobre Alarmas, Víctimas y Edificios, veremos que los días 12, 13 y 14 de enero, los italianos no bombardearon Barcelona, lo que entiendo que quiere decir, que fueron contabilizados el día de su muerte.

Los fallecidos fueron:

  • Araceli Belli Sánchez
  • María Belle Sánchez
  • Pere Lozano Comas
  • Sara Borrás Amejairas

Como podemos observar, los datos que ofrece el documento de Alarmas, Víctimas y Edificios, son verdaderamente escalofriantes y rebelan la importancia que tuvieron estos ataques. Uno de los detalles a tener en cuenta es el balance final de los fallecidos durante todo el mes de enero, exceptuando los días 1, 7 y 8 que no aparecen reflejados en esta relación.

483 Muertos
433 Heridos
 Total entre ambos:916 
55 Edificios totalmente destruidos
73 Edificios parcialmente destruidos
 94 Afectados
 Total de edificios: 222
 Total de bombas que explotaron: 204

Los índices de mortalidad que se registraron en enero de 1938, fue superior a los 268 muertos habidos durante todo el año de 1937.(28) No obstante, si comparamos los 900 muertos del mes de marzo de 1938 con los casi 600 del mes de enero, nos daremos cuenta, que enero fue después de marzo el mes con más víctimas producidas por los bombardeos fascistas sobre la ciudad de Barcelona.

Enero de 1938, fue el comienzo de una escalada de ataques incontrolados donde tanto el gobierno como los nacionalistas  se valieron de comunicados para exculparse de hechos que no hicieron más que agravar la situación, porque la aviación italiana con o sin la autorización de Franco, demostró que su objetivo era claro y contundente, machacar las ciudades con ataques indiscriminados que desmoralizaban a la población civil, alcanzando su punto más cruel en el mes de marzo, donde el día 3 bombardearon la ciudad de Alcañiz -Teruel- a pleno día, llegando a ser la otra Guernika silenciada, y a continuación los días 16, 17 y 18 de marzo protagonizaron los ataques más horribles  y continuados sobre Barcelona, coincidiendo con la fecha del primer bombardeo aéreo sobre la ciudad  el 17 de marzo de 1937.

¿Por qué, que motivos tenía Mussolini  para hacer coincidir dichas fechas?

Notas

  Fotografía e portada:Aeronáutica militare fototeca
  1.- Web: las industrias de guerra en cataluña durante la guerra civil. BLOG DE JESÚS N. NUÑEZ CALVO. La Generalitat creó por Decreto de 7 de agosto de 1936, la Comisión de Industria de Guerra (CIG), presidida por el consejero Josep Tarradellas Joan. Publicada dicha norma el día 12 siguiente en el Boletín Oficial de la Generalitat nº 225, y bajo la firma del presidente Companys, se disponía: Para atender las necesidades del momento en orden a la lucha contra los elementos subversivos de la legalidad republicana, a propuesta del Consejero de Economía y Servicios Públicos, y de acuerdo con el Consejo Ejecutivo, decreto: Artículo 1. Se crea la Comisión de Industria de Guerra, la cual tendrá a su cargo todas las actividades de fabricación, distribución, adquisición, control y experimentación técnica del material y todos los aspectos referentes a la movilización industrial. En consecuencia dependerán de dicha Comisión todas las fábricas, talleres, laboratorios y centros de movilización industrial y experimentación técnica de armamento y materia de guerra que haya sido objeto de incautación o intervención por la Generalitat a estos efectos.
  2.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat (1981), página 48.
  3.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat (1981), página 50
  4.- En la actualidad, estos documentos se pueden ver en el Archivo Municipal Administrativo del Ayuntamiento de Barcelona: Sección: Seguridad y Atención Ciudadana. Junta Local de Defensa Pasiva “Alarmas, Víctimas y Edificios. (26-XII-36-1-39). Por otro lado, también ofrece información: Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat. (Segunda edición, mayo de 1999), página 197.
  5.- La barriada de Plus Ultra, fue bautizada con este nombre en memoria de la famosa travesía aérea sobre el Atlántico. Compuesta por tres calles que en la actualidad llevan los nombres de los protagonistas de aquel evento: Ruíz de Alda y Miguélez, Ramón Franco Bahamonde y Durán Rada. Está situada al pie mismo de la montaña de Montjuïc en el interior de las tierras de la Marina. Forma parte de la calle de Nuestra Señora de Port, próxima a la barriada del mismo nombre.
  6.- Ayuntamiento de Barcelona. Archivo Administrativo. Tomo núm. 72. Registro anual de salidas de los bomberos, núm. 47 de fecha 11 de enero de 1938.
  7.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat (1981), página 196.
  8.- Ayuntamiento de Barcelona. Archivo Administrativo. Tomos 734-2 hombres y 736-2 mujeres, fallecidos años 1936-1940.
  9.- Fuente de información: 9. Barcelona 1929. E/. 1:10.000. Ayuntamiento de Barcelona Archivo Administrativo.
  10.- Montjuïc i el seu entorn 1936-1939. Xerrades i Itineraris. DL: B.27091.2010- Edita: Centre d’Estudis de Montjuïc, páginas 168 y 169.
  11.- Montjuïc i el seu entorn 1936-1939. Xerrades i Itineraris. DL: B.27091.2010-Edita: Centre d’Estudis de Montjuïc, página 169.
  12.- Ayuntamiento de Barcelona. Archivo Administrativo. Tomo núm. 72. Registro anual de los bomberos, núm. 48 de fecha 11 de enero de 1938.
  13.- Obtenido en: Ministerio de Cultura-Salamanca- Centro Documental de la Memoria Histórica.
  14.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat. (Segunda edición 1999), página 157.
  15.- Josep M. Huertas Clavería. “Can Tunis, que morirá tres veces” La Vanguardia de 29-9-2004. VIVIR, página 7.
  16.- Archivo General de la Marina. Don Álvaro de Bazán. Servicio Histórico.Legajo 9482.
  17.- Fuente: Elaboración propia a partir del Archivo de la Corona de Aragón, Sección de Hacienda, libros de matriculas industriales. Los 50 primeros contribuyentes industriales de Sant Andreu en 1906, según cuota fiscal. Web: ANATOMÍA D’ UN PAISATGE INDUSTRIAL: DISTRICTE IX- SANT ANDREU. (1904-1934).
  18.- Web: BARCELOFÍLIA: CINE TEATRE ODEÓN. Sant Andreu…
  19.- Ayuntamiento de Barcelona. Archivo Administrativo. Tomo 72. Registro anual de salidas de los bomberos, núm. 49 de fecha 11-1-1938.
  20.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat (1981), página 196.
  21.- Web: La comisión de la industria de guerra de Cataluña (1936-1938). Pelai Pagès i Blanch-Universitat de Barcelona. EBRE-38-FEBRER-2008.
  22.- La Vanguardia Española, viernes 10 de febrero de 1961. Página 16.
  23.- Web: Patrimonio Industrial de Barcelona: La fábrica “Bonaventura…
  24.- Web: Patrimonio Industrial de Barcelona: La fábrica “Bonaventura…
  25.- “La Rambla”. Miércoles 12 de enero de 1938, página 1.
  26.- “La Vanguardia”. Miércoles 12 de enero de 1938, página 4.
  27.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat (1981), página 196.
  28.- Joan Villarroya i Font. Los bombardeos de Barcelona durante la guerra civil. Publicaciones de la Abadía de Montserrat (1981), páginas 51 y 98).
  Artículo publicado en Diciembre del 2015 y adaptado a la nueva web.

You may also like

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: