Montjuïc y la batería de costa Buenavista

Fuerza defensiva del castillo de Montjuïc

Texto: Antonio Santafé Pérez

 
Realizar una investigación de una plaza militar, no es tan sencillo como parece, ya que conlleva una serie de peticiones y autorizaciones fuera de lo común. Sin embargo, debo decir, que todas las peticiones realizadas al Ejército fueron atendidas y, gracias a ellas, pude encontrar prácticamente toda la información que buscaba referente a la
«Batería de Costa Buenavista». Por lo cual, y antes de continuar, debo agradecer a la «Comandancia de Obras nº 3 de Barcelona», su estimada colaboración, ya que buena parte de esta investigación se alimenta de la fuente de datos que ofrece el dossier de la «Hoja de Estadística» de dicha batería, de fecha 1 de febrero de 1965 (1).

La creación de la batería de costa Buenavista o Bellavista, se fundamentó a través de lo dispuesto en la R.O. de 7 de mayo de 1859, a consecuencia de la propuesta de la construcción de algunas baterías de costa. Su objetivo principal fue para ampliar la solidez defensiva del Castillo de Montjuïc. Se hallaba situada en la vertiente oriental de la montaña de Montjuïc enfrente del arranque del espigón del Oeste del actual ante-puerto y a la cota de 44 metros sobre el nivel del mar y a las coordenadas: Lat. 41° 22’7.87»N, Longt. 2° 10’20.39»E. Una carretera de 300 metros de longitud de los cuales 200 metros son de camino puramente militar y los 100 metros restantes de servicio público, la unían con la carretera de Casa Antúnez que a su vez la ponía en comunicación con la plaza.

En la actualidad, podemos apreciar en la fotografía superior, parte de los 200 metros del muro de contención que el Ejército construyó para poder acondicionar el camino o carretera que llevaba hasta la entrada de la batería, situada entre el antiguo Paseo de Colón, en la actualidad Paseo de Josep Carner y el Paseo de Montjuïc. Los terrenos adyacentes a la carretera que llegaban hasta la entrada de la batería quedaron afectados en 1929  con la Exposición Internacional de Barcelona, donde se pretendía construir un acceso monumental del que solo se realizaron las escaleras que van desde el puerto hasta la plaza de la Armada. En la actualidad se conoce como el Pasaje de las Baterías que nace en el Paseo de Montjuïc y termina en la antigua entrada a la batería. En la fotografía inferior, podemos ver  en la parte derecha uno de los pilares de piedra que formaron la antigua entrada a la batería.

El terreno donde se asentaba fue propiedad del Ramo de Guerra por compra verificada en 1860, como resultado del expediente de expropiación forzosa instruido a Dña. María de los Dolores Bonaplata, viuda del Iltre. SR. D. Valentín Esperó, propietario de la cantera del Esperó, y cuya escritura de compra fue autorizada el 12 de mayo de 1860 por D. José Jaumar y Camera, notario de esta ciudad de Barcelona. No obstante, los trabajos se empezaron el 12 de marzo del propio año.

El terreno formaba parte de la heredad «Maisón dèn Costa», y tiene una extensión superficial de 360.196 palmos cuadrados equivalentes a dos mojadas, tres cuartas y setenta canas cuadradas equivalentes a 13.112,34 metros cuadrados.

El precio de compra fue de 24.177 reales vellón (2). Estaba inscrita en el Registro de la Propiedad de Occidente, desde el 26 de mayo de 1913.

El 22 de mayo de 1861, se informa a la Comandancia que en los 27 emplazamientos que se estaban construyendo se instalasen 27 cañones de 12 y 16 cm sobre montaje de marco alto para barbeta (batería en barbeta),  y terminadas las obras sin artillar se ordenó su entrega a la plaza el 20 de enero de 1862 (3).

La longitud de la magistral y línea de fuego: La magistral tenía una longitud de 44,20 metros, subdivididas por medio de traveses  en cuatro emplazamientos o casamatas para artillería, formando un solo orden de  fuego (4).

1.º Batería de Costa Álvarez de Castro (1897). 2.ª Batería de Costa Buenavista (1860).

Por R.O. de 2 de febrero de 1862, se dispuso que se armara la batería, informándose por la Comandancia el 3 de febrero del mismo año, que ésta estaba en mal estado, por haberse hecho asiento los terraplenes y desprendido parte del extremo izquierdo con tal importancia que se juzgó que se tenían que hacer obras de consideración para consolidarlos. Se consignaron 17 piezas repartidas de la siguiente forma: 4 C.H.R. de 16 cm, 2 C.B.R. de 12 cm  y 11 O.H. de 21 cm pero con fecha 9 de febrero de 1866, se acordó establecer solo 8 o 10 de aquellas piezas que permitiera el estado de la batería, cuyo artillado empezó el día 12 y terminó el 10 de abril siguiente, proponiendo la construcción de un tinglado para el material. Las piezas que se utilizaron fueron 3 C.H.R., 5 O. M. de 21 cm que después se desmontarían. 

El 9 de septiembre de 1862, se ordenó la redacción de un proyecto para la construcción de una cisterna, el cual una vez aprobado se llevó a la práctica verificándose las obras.

La fotografía que podemos observar, indica a través de las flechas, la conducción del agua construida con ladrillos que abastecía desde lo alto de la montaña de Montjuïc la cisterna que se instaló cerca del edificio de los acuartelamientos.

Con fecha 4 de octubre de 1873 se previno la reparación de las baterías existentes para ser artilladas, las que se ejecutaron sin llegar a artillar, en el año de 1875 se hicieron otras reparaciones de mayor importancia.

Nombrada por R.O. de 12 de marzo de 1896 una comisión que informara sobre la defensa del litoral de la Península e Islas adyacentes. El 18 de abril del propio año se propuso, entre otras cosas, la construcción de una nueva batería que designaron con el número cuatro en sustitución de la Buenavista y en su mismo emplazamiento que debía estar artillada con 2 C.H.R.E. de 15 cm y dos morteros del mismo calibre; el 9 de abril de 1897, se concedió la venia para construir la nueva batería, y una vez emprendidos los trabajos, tuvieron que suspenderse por orden telegráfica del Ministerio de Guerra con fecha 26 de mayo de 1897.

Modificado el plan anterior y fijado el nuevo por R.O. de 26 de agosto de 1897, se destinaron a dicha batería 3 C.H.R. de 24 cm y dos cañones de tiro rápido. Sin embargo, por R.O. de 15 de octubre del mismo año, se ordenó redactar el ante-proyecto correspondiente, el cual se sometió a la aprobación de la Superioridad, siendo devuelto con algunas modificaciones; disponiendo por R.O. de 29 de abril de 1898, que se redactara un nuevo ante-proyecto con sujeción a aquellas, el que ultimado fue remitido por la Capitanía General al Ministerio de la Guerra en 26 de agosto de 1902, habiéndose resuelto por R.O. de 25 de noviembre de 1904, utilizándose ésta batería como se encuentra, prescindiéndose de construir sobre su emplazamiento otra nueva batería siendo en virtud de este acuerdo, innecesario el ante-proyecto que se devolvió al trasladar dicha R.O.

En 1890, Salvador Díaz Ordoñez dio comienzo al proyecto de un sistema completo de artillería para defensas de costa, que comprendía tres cañones de hierro, sunchado y entubados, en los calibres 21, 24, 30,5 cm  y tres obuses de hierro sunchado, de los mismos calibres.

Todas estas piezas fueron declaradas reglamentarias por R.O. de 10 de octubre de 1891 (C.L. nº 392), como modelos del año 1891, las de 21 y 24 cm, cañones de hierro, sunchado y entubado y obuses de hierro y sunchado. Por R.O. de 17 de mayo de 1892 (C.L. nº 89), las de 30,5 cm cañón de hierro, entubado y sunchado, y obús de hierro y sunchado, como modelos del año 1892 (5).

Guerra contra los Estados Unidos de América

Con motivo de la Guerra con los Estados Unidos de América, y por miedo a represalias, se dictó con fecha 21 de abril de 1898 una R.O. señalando la organización que debía darse a las baterías de costa, en la cual se disponía que se arreglase a la Buenavista, lo que se pudiese para emplazar 4 C.A. Krupp de 15 cm. La suspicacia de que nuestras ciudades de costa pudieran ser atacadas por los Estados Unidos, levantó entre los mandos del Ministerio de Guerra, realizar a toda costa, nuevas defensas marítimas, entre ellas, la batería de Álvarez de Castro que, por R.O. de 26 de agosto de 1897, se señaló su situación y artillado de la defensa marítima de Barcelona. En un principio su artillado estaba compuesto por 4 obuses de 24 cm según indicaba la R.O. de 26 de agosto de 1897. Sin embargo, un año después por R.O. de 3 de agosto de 1898, se concedió a dicha batería 4 O.H.S. de 30,5 cm, ( O= Obús, H= Hierro, S= Sunchado). En la actualidad, están expuestos en los alrededores del Castillo de Montjuïc.

Los trabajos empezaron el 26 de abril de 1898, modificándose pocos días después en virtud de la orden verbal del Excelentísimo Sr. Capitán General de la Región a fin de poder emplazar el artillado de 4 C.H.R.E. de 15 cm  Ordoñez, (C= Cañon, H= Hierro, R= Rayado, E= entubado), con montaje de marco alto y giro central tirando a barbeta que llegaron a esta plaza, cuya instalación se llevó a cabo con carácter provisional e interino hasta que no se construyese la nueva orden proyectada para el armamento definitivo señalado por R.O. de 26 de agosto de 1897.

En la fotografía superior, podemos ver la batería Buenavista en la cantera de Esperó o Puerto, realizando ejercicios de tiro con un C.H.E. de 15 cm (Ordoñez) modelo 1885.

No obstante, su armamento definitivo según R.O. de 26 de agosto de 1897 no estuvo constituido por 3 C.H.E. de 24 cm y las 2 piezas de tiro rápido, cuyo calibre no se especificaba en dicha R.O. ni se llegó a determinarse, sino por 4 C.H.E. de 15 cm (Ordoñez) modelo 1885, que quedaron definitivamente artillados en 1898, hasta que fueron desartillados y dados de baja durante el año de 1950. Su acción fue toda exterior sobre la entrada del puerto y sector marítimo.

En el año de 1900 se procedió a instalar también con carácter provisional en ésta batería, un proyector eléctrico para iluminación de la zona marítima, cuya instalación fue trasladada en 1902 a su emplazamiento definitivo en el llamado «Campo de la Bota»

Por R.O. de 25 de enero de 1926, se aprueba un presupuesto ascendente a 6.550 pesetas, para reparación en el Cuerpo de Guardia. (Nº 1.411 del L.C.I.).

Aprobado por el Excmo. Sr. Capitán  General de la Región, el 2 de mayo de 1930 el presupuesto para la construcción de la cubierta del Parque de Juego de Armas, ascendente a 1.080 pesetas, se ejecutaron las obras en dicho año, con inversión de todo el crédito. (Nº 54 del L.C.I.).

En 1934, se colocó una línea telefónica para poner a ésta batería en comunicación con el Castillo de Montjuïc.

Con cargo al presupuesto General de Entretenimiento de Edificios y Cuarteles, se han hecho durante el año de 1936, varias reparaciones de entretenimiento y conservación en ésta batería, y además, se colocó  en un pabellón la instalación eléctrica y se llevó a cabo el vaciado y reparación del pozo Mouras. 

Alojamientos

Los alojamientos para el destacamento, Cuerpo de Guardia y Almacén estaban agrupados en un edificio de 162 metros cuadrados de superficie y compuesto por tres pisos, habiendo además otro edificio de una sola planta de 19,25 metros cuadrados de superficie destinados a los accesorios. La planta baja del edificio mayor, estaba desenfilada de los fuegos por el mismo terraplén de la batería, pero las plantas superiores carecían de protección.

La capacidad ordinaria fue para 80 hombres y la extraordinaria para 100. La plantilla la constituían un capitán dos tenientes y 60 artilleros de las tropas de la Comandancia de dicha plaza.       

En la actualidad, al fondo, se puede observar en esta fotografía, la explanada donde estaban ubicados los edificios del destacamento, cuerpo de guardia, almacenes, accesorios y la cisterna junto al edificio principal. El recinto está ocupado por el Ayuntamiento de Barcelona, donde ha instalado un abocador (vertedero) de residuos de poda de árboles y de los jardines de la ciudad.

Repuestos y almacenes para el servicio de municiones

Tenía dos repuestos adyacentes bajo un mismo través con una superficie de 30 metros cuadrados cada una. De ellos uno era para el almacén de pólvora y el otro para repuestos en sustitución de los repuestos parciales que no existe. El almacén de pólvora tenía capacidad para 400 disparos y en el repuesto había una capacidad para 200 cargas completas.

Se hallaban cubiertos con bóvedas de ladrillos que formaban un espesor de 0,45 metros, sobre el cual había una capa de hormigón de 0,60 metros y otra de tierras de 3 metros de altura.

Almacén de víveres y de material:

Carece de almacenes de esta clase utilizándose como tal la planta baja del edificio destinados a alojamientos.

Organización y valoración:

Su terraplén se halla organizado en cuatro emplazamientos para artillería, separados por traveses; de los cuales el de la izquierda contiene dos repuestos.

A causa de la proximidad del escarpado de la montaña que se levanta a retaguardia, se dotó a cada explanada de para cascos desmontables de madera, que actualmente se hallan desmontados y almacenados. En el centro de la gola y a más bajo nivel se levanta el edificio de alojamiento y el de accesorios. En el flanco derecho se halla la caseta para la instalación provisional del proyector eléctrico.

El carácter de esta batería es puramente ofensivo y su acción táctica la ejerce en combinación con las demás baterías de la defensa marítima a que se halla destinada.

La valoración en el año de 1927 fue:

El de los terrenos de esta finca teniendo en cuenta su situación y configuración así como la constitución del subsuelo, puede considerarse terreno edificable en medianas condiciones y siendo solo utilizable para el caso la tercera parte poco más o menos de su extensión total estimamos su valor actual en 65.000 pesetas o sea la tercera parte de lo que valdría si toda ella fuese edificable.

Respecto a las construcciones, prescindiendo de las que puramente son de fortificación, las cuales, por su carácter, son difícil de justificar toda vez que su valor depende del servicio a que están destinadas, teniéndolo grande mientras lo prestan y nulo en general en todo otro caso, solo pueden considerarse como valorables los dos edificios destinados respectivamente para alojamientos el uno y para accesorios el otro, los cuales alcanzan, dado su actual estado y condiciones, aproximadamente, su valor de 25.000 pesetas el primero y 1.500 pesetas el segundo.

Durante la Guerra Civil

Al inicio de la Guerra Civil, la batería Buenavista quedó encuadrada dentro del Sector de Barcelona. Al mando como Comisario de Guerra de la Comandancia Principal de Artillería de Costa, fue nombrado Francisco García Solis, que a su vez fue el Comisario de la 1ª batería Álvarez de Castro y de la 2ª batería Buenavista, desde el 1 de agosto al 30 de octubre de 1936. A primeros de noviembre de 1936, fue nombrado Comisario Político de la 2ª batería Buenavista del Sector de Barcelona, el anarquista -acrata- Baldomero López García (6).

Los cañones y obuses de dichas baterías se habían quedado obsoletos, para poder responder a los fuegos de los cruceros nacionales «Baleares y Canarias», éste último artillado con 8 cañones Vickers de 203,2 m/m. en cuatro torres dobles, que alcanzaban más de 20.000 metros de distancia por los 8.000-11.000 metros escasos que alcanzaban los obuses y cañones de las baterías de costa republicanas.

Sin embargo, durante la primera quincena de mayo de 1937, se vio involucrada en lo que se llamó «Hechos o sucesos de mayo», donde su Comisario Político el anarquista Baldomero López García, recibió órdenes directas de los altos jerarcas de la CNT-FAI de apuntar con los cañones a objetivos militares, recibiendo instrucciones de abrir fuego si en un tiempo determinado no recibía noticias de abortar la orden. A su vez, el Comisario Político de la Álvarez de Castro, el también anarquista Antonio Guardia Faro, enfiló los 4 obuses de 30,5 cm apuntando sobre el mismo Palacio de la Generalitat y otros objetivos militares, donde en el cual estaban dialogando los anarquistas que habían dado la orden de abrir fuego, resto de partidos políticos y sindicatos, con el Presidente Companys sobre lo ocurrido en el asalto a la Telefónica de la Ciudad Condal.

Este hecho, por lo tanto, fue el más importante que la batería vivió durante todo el tiempo de su existencia. Lo que hubiera sucedido si los Comisarios Políticos hubiesen ejecutado la orden de abrir fuego, sobre el Palacio de la Generalitat y otros objetivos militares, podría haber cambiado el signo de la guerra y del anarquismo, donde la situación extrema se había convertido en una guerra dentro de la Guerra Civil, y que conllevó a la perdida de la propia autonomía catalana (7).

Sin embargo, no se abrió fuego, es obvio porque la Generalitat llegó a un acuerdo con las fuerzas políticas y sindicatos. No obstante, Companys pidió ayuda militar al Presidente de la República, y esto  conllevó a que después de sofocada la rebelión, fueran detenidos los Comisarios Políticos  de varias baterías de costa, entra ellas, la 1ª y la 2ª. del Sector de Barcelona. Referente a estas detenciones por rebelión militar, La Vanguardia que ya no se llamaba «Española» sino «Diario al servicio de la Democracia», publicó una noticia sobre los «Hechos de mayo» que decía lo siguiente:

«El Juzgado Especial instructor de los sumarios derivados de los sucesos de mayo, tienen también en tramitación varias piezas separadas del ramo militar. Entre éstas figura la instruida contra los componentes de la batería Álvarez de Castro, que enfiló los cañones contra algunos objetivos militares de Barcelona; contra los de la batería Buenavista que disparó varios obuses sobre la ciudad y los de la batería de Sitges, los cuales vinieron a Barcelona con varias piezas de artillería y abandonaron sus puestos». (8)

Respecto a esta información, después de localizar y ver la ubicación de la batería de costa en la montaña de Montjuïc, pude apreciar que la Buenavista no tenía suficiente ángulo de tiro para alcanzar la ciudad, ya que como sabemos, estaba posicionada  en la vertiente oriental de la montaña, frente al arranque del espigón Oeste del ante-puerto y a la cota de 44 metros de altura sobre el nivel del mar, dentro de lo que fue la antigua cantera del Esperó o  Puerto, siendo su acción toda exterior sobre la entrada al Puerto y el sector marítimo con 4 cañones C.H.E., (C= Cañón, H= Hierro, E= Entubado), de 15 cm montados sobre marco alto y giro central tirando a barbeta.

En definitiva, no existe información que pueda demostrar que la Buenavista disparara sobre la ciudad, por lo que si lo hizo, fue sobre el mar o muy cerca del sector marítimo, y no a la ciudad, donde la repercusión hubiera sido recogida minuciosamente por los medios informativos de la época.

No obstante, analizada la información que ofrece La Vanguardia, se puede deducir la posibilidad de la existencia de un error a la hora de transmitir la noticia, debido quizás, a la situación y confusión que se estaba viviendo en aquellos días de inseguridad ciudadana.

Llegaron a Barcelona miembros de las Juventudes Libertarias al mando del Comisario Político de la 10ª batería de Sitges, José Mereced Serrano, con varias piezas de artillería de 75 m/m. abandonando sus puestos. Sin embargo, en ninguno de los casos expuestos comunica el artículo que abrieran fuego, pero si lo hicieron, causando la muerte a varios guardia civiles que estaban en un cine de la ciudad (9). Por lo contrario, la noticia afirma que fue la Buenavista la que disparó sus cañones sobre la ciudad, aunque tal y como he contado, ésta no tenía ángulo de tiro sobre la ciudad, por lo que existe la posibilidad de que la 2ª batería no lo hiciera, siendo la 10ª de Sitges la que lo hizo. ¿Cumplieron entonces los Comisarios Políticos de la 1ª y 2ª batería la orden de no abrir fuego sin previo aviso?

Antonio Guardia Faro, Comisario de la 1ª batería, Baldomero López García, Comisario de la 2ª batería y José Merced Serrano, Comisario de la 10ª batería de Sitges, junto con un cuarto miembro llamado Isidro Lafuente Moreno, capitán de artillería del cual se desconocía su verdadero destino durante los «Hechos de Mayo», fueron encausados, procesados y encarcelados a través del Sumario nº 141/37 por «Rebelión Militar», dictado por el Juez Especial D. Alfonso Rodríguez Dranguet en el Juzgado de Instrucción nº 10 de Barcelona. Aunque José Merced Serrano, fue declarado «rebelde» por el Juez Especial por no hacer acto de presencia cuando se le citó  para declarar (10).

Después de la Guerra Civil española

Acabada la Guerra Civil española y tomando como base las antiguas baterías de costa Buenavista y Álvarez de Castro se formó el Grupo de Artillería de Costa de Cataluña. Las citadas baterías tenían el numeral 17 y 18 respectivamente y pertenecían al Regimiento de Artillería de Costa nº 1 de Cádiz, en el sector denominado Cervantes.

Tras la recuperación de Barcelona y alrededores, se artilló la 16.ª batería, destacada en las cercanías de Mongat.

Con estos datos cabría señalar una organización preliminar  del Grupo de Costa que dependiera del Regimiento de Artillería nº 44 de guarnición en Barcelona y que sería la siguiente:

Plana Mayor:

1.ª batería. Álvarez de Castro, antigua nº 18

2.ª batería. Buenavista, antigua nº 17

3.ª batería. Mongat

4.ª batería. Cabo Salou, antigua nº 11

Dadas las bajas de material, el grupo fue dotado de nuevo armamento y, con fecha 1 de agosto de 1940, pasa a formar una unidad independiente, aunque a efectos administrativos siguió dependiendo del Regimiento de Artillería nº 44. La Buenavista quedó constituida dentro del Grupo de Artillería de Costa de Cataluña, estableciéndose su Plana Mayor en Barcelona, artillada en octubre de 1939 y, situada en la batería Álvarez de Castro. La Buenavista pasó a ser la 2.ª batería y su material, constituido por 4 C.H.E. (cañón de hierro entubado) Ordoñez de 15 cm modelo 1885, siendo artillada en 1898.

La 2.ª batería llamada Buenavista, estaba situada en el interior del puerto de Barcelona, frente a la estación del Morrot. En septiembre de 1939 fue dotada de 3 cañones Nordenfeld de 57 mm para efectuar salvas.

Por Orden del ministro del Ejército de 8 de octubre de 1945 la batería quedó denominada como L-3 Buenavista.

A partir de la revista del mes de abril de 1946, ordenado por el general jefe del Estado Mayor Central del Ejército, el Grupo de Artillería de Costa de Cataluña se transformó en Agrupación de Artillería de Costa de Cataluña. La Plana Mayor, se situó en la batería Álvarez de Castro en Montjuïc, Barcelona. La Buenavista quedó denominada con la misma numeración L-3, quedando integrada en el Grupo I de Costa. Mantuvo el mismo material, pero fue desartillada en 1950.

Con fecha 1 de septiembre de 1947, la Agrupación de Artillería de Costa de Cataluña pasó a denominarse Regimiento de Artillería de Costa de Cataluña (RAMIX nº 7, pasando la Buenavista a denominarse L-2. Como consecuencia de la reorganización habida en ese año, se dan de baja los materiales de 150/27 Krupp, desapareciendo las baterías equipadas con dicho material, y se crearon las baterías de Servicio de Talleres y la de Iluminación. Durante el año de 1950, fueron dadas de baja las baterías L-2 Buenavista, artillada con 4 C.H.E. Ordoñez de 15 cm y L-4 Álvarez de Castro, artillada con 4 O.H.S. Ordoñez de 30,5 cm modelo 1892, por ser muy anticuado el material.

El 1 de diciembre de 1957  y en virtud de la Instrucción General nº 357-13 del Estado Mayor Central del Ejército de fecha 24 de octubre del mismo año, se le incrementa un grupo de artillería antiaérea de 88/56 mm Krupp modelo FT-44, y toma la denominación de Regimiento de Artillería nº 7 (11).

Destino entre 1960 y 1965

Prestaba el servicio para la que fue construida, teniendo en este mismo año afecta una batería del Destacamento del 4º Regimiento de Artillería a pié, de los que cinco individuos estaban alojados en la misma batería, siendo su valor total de: 788.455 pesetas.

En febrero de 1965, la valoración de la Batería de «Buenavista» realizada por la Comandancia de Obras de la IV Región Militar fue:

Terrenos: 14.672,00 metros cuadrados a 125 pesetas metro cuadrado: 1.834.000,00 pesetas.

Respecto a las construcciones existentes, no tenían ningún valor.

Estado de conservación: Reformada recientemente, su estado de conservación es bueno, dentro de los defectos de su actual organización.

Según establecida la I.G. 179/6 del EME de fecha 19 de febrero de 1979, comienza la disolución de la unidad. Las baterías en armas y en situación de parque se entregaron al Parque y Talleres de Artillería de la IV Región Militar. El 1 de julio se constituye la Comisión Liquidadora, que acabaría su cometido el 31 de diciembre de 1979, quedando el Regimiento Mixto de Artillería nº 7 de Barcelona totalmente disuelto (12).

Con la adquisición de los terrenos de la batería Buenavista, el Ayuntamiento de Barcelona construyó una carretera que nacía en el antiguo Paseo de Colón, en la actualidad como ya sabemos Paseo Josep Carner, atravesando la vieja batería y dejando ésta  partida en dos partes, para llegar al antiguo edificio de Miramar ocupado desde 1.959 por los Estudios de T.V.E. por ese motivo se le llamó Carretera de Miramar.

Veamos a continuación en Google Maps, las dos partes de la batería; la primera los emplazamientos de las piezas de artillería  y la segunda la  ubicación de los edificios, alojamientos, accesorios y cisterna.

La magistral tenía una longitud de 44,20 metros subdivididas por medio de traveses en cuatro emplazamientos o casamatas para artillería, formando un solo orden de fuego. La nº 1, 2 y 3, estaban orientadas hacía la entrada del puerto, la nº 4 hacía el sector marítimo.

 

1º.- Carretera de Miramar que separa la batería en dos. 2º.- Actual entrada a la Gola y edificios. 3º.- Canalización de agua que alimentaba a la cisterna. 4º.- Zona donde se ubicaron los edificios y la cisterna.

Los terrenos de esta parte de la batería, fueron transformados para ubicar en ellos los jardines de Mossén Jacinto Costa i Llobera que fueron inaugurados en 1970. Los emplazamientos o casamatas, desparecieron pero no su estructura amurallada que fueron aprovechadas para emplazar un mirador con el fin de admirar  las excelentes vistas sobre el puerto y la zona marítima.

Con la construcción de la Ronda del Litoral, con motivo de la XXV Olimpiada  de Barcelona 92, la Carretera de Miramar sufrió un cambio en su inicio , que es el que existe en la actualidad.

En esta fotografía podemos apreciar la casamata nº 1, la más próxima al Castillo de Montjuïc.

 

En esta otra, podemos observar la posición donde estuvieron alojadas las casamatas nº 2 y 3. La nº 4 estaba al fondo, posicionada para cubrir el sector marítimo, sin ángulo de tiro hacía la ciudad.

 

En la fotografía que podemos ver, se aprecia el lugar donde estuvieron posicionadas las casamatas principales y, a su vez, muestra la entrada del puerto en el muelle de Poniente.

Para finalizar, debo decir que, los  jardines están cerrados hasta el mes de noviembre de 2019 por obras. Hace unos días, mediados de agosto, pude ver como han levando parte del suelo y desmontado las traviesas de madera que forman la estructura sobre las columnas de piedra; posiblemente para sustituirlas.

No debemos  olvidar, como así parece que es, que fue el Ejército el que abrió este espacio situado en un lugar privilegiado de la montaña, dejándonos estructuras  que realzan el aspecto militar, pero que con el paso de los años han servido para adecuarlos y transformarlos en un jardín especial rico en cactus y plantas suculentas catalogadas como de las más importantes de Europa, que hacen el disfrute de los ciudadanos  cuando pasean por uno de los diez jardines mejores del mundo.
Imágenes y fotografías por orden de aparición:

1º.- Situación de la batería Buenavista en un mapa de 1934 de la Autoridad Portuaria de Barcelona. Web: Foro de Historia Militar el Gran Capitán. Ver Tema – BATERÍAS DE COSTA DE CATALUÑA

https://elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=45&t=24328&start=30

2º.- Muro de contención del camino o carretera que conducía a la batería Buenavista. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2008.

3º.- Entrada a la antigua batería y en la actualidad a los Jardines de Mossén J.Costa i Llobera. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2019.

4º.- Baterías de Costa Álvarez de Castro y Buenavista. Plano, Barcelona 1714/1940, 10 PLÀNOLS HISTÒRICS. Ayuntamiento de Barcelona. Instituto Municipal d’Historia. La Ciutat de les Ciutats, Centre de Cultura Contemporània de Barcelona. Lunwerg Editors.

5º.- Batería Buenavista. Conducción de agua que alimentaba la cisterna del acuartelamiento. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2019.

6º.- Batería de Buenavista, en la cantera de Espeeró o del Puerto. Ejercicio de tiro con un cañón de hierro entubado (C.H.E.) de 15 cm modelo Ordoñez de 1885. Fotografía: (MONTJUIC-m.faura j.roca-1917).jpg

7º.- Actual entrada, a la explanada donde estaban ubicados los edificios, la gola y la cisterna. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2019.

8º.- Batería Buenavista, postal R.S.A. 66.BARCELONA-Muelles de Puerto.

Web: Foro de Historia Militar el Gran Capitán- Ver Tema- BATERÍAS DE COSTA DE CATALUÑA.

https:// elgrancapitan.org/foro/viewtopic.php?f=45&t=24328&start=30

9º.- Carretera de Miramar. Situación y orden de fuego de las casamatas. Fotografía: Google Maps, año 2019.

10º.-Carretera de Miramar. Terreno donde estaban ubicados los edificios, la gola y la cisterna. Fotografía: Google Maps, año 2019.

11º.-Casamata nº 1. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2008.

12º.-Vista general de la ubicación de la 2, 3 y 4 casamata. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2008.

13º.-Ubicación de las casamatas principales, y a su vez la entrada al puerto del muelle de Poniente. Fotografía: Archivo personal, Antonio Santafé, año 2019.

Notas:

1º.- Comandancia de Obras nº 3 de Barcelona – Edificio Gobierno Militar Portal de la Pau nº 5, Barcelona.

2º.- Real de Vellón: En el siglo XIX, el rey José I mandó acuñar durante su reinado dos sistemas monetarios paralelos basados en el real como unidad monetaria, pero con dos valores diferentes: el real español tradicional y el «real de vellón» (nombre de la aleación de cobre y plata con que estaba acuñado), con una equivalencia de 2,5 reales.

3º.- Baterías en barbeta: Una batería se dice que es (a barbeta) cuando su parapeto no tiene cañonera y la fortificación carece de protección para cubrir a los artilleros. El cañón sobrepasa el parapeto para que pueda hacer fuego en todas direcciones.

4º.- Traveses: Militar. Muro o parapeto para protegerse de los disparos de puedan venir de cualquier dirección.

5º.- Web: Artillería de Retrocarga en el Ejército, Primera Época-1867-1895.

https://www.catalogacionarmas.com/puiblic/12-retrocarga-Ejto-1867-95.pdf

6º.- Según relación de Comisarios Políticos del Sector de Barcelona. Ministerio de Cultura de Salamanca Centro Documental de la Memoria Histórica.

7º.- Lo que no se ha contado sobre los Hechos de mayo de 1937.

Web: lacruelguerra.com

8º.- La Vanguardia, número 22.864, jueves 24 de junio de 1937, página 1.

9º.- La Guerra Civil española, II. Hugts Thomas. Página 712. ISBN: 978-84-8346-211-9 (vol. II). Obra completa:  ISBN: 978-84-8346-201-0.

10º.-Lo que no se ha contado sobre los hechos de mayo de 1937.

Web: lacruelguerra.com

11º.-Fondos Bibliográficos de la Biblioteca de la Academia de Artillería de Segovia.

12º.-Fondos Bibliográficos de la Biblioteca de la Academia de Artillería de Segovia.

You may also like

8 comments

  • joan2garcias noviembre 16, 2019   Reply →

    Genial articulo, y excelente documentación.

    • Antonio Santafé noviembre 19, 2019   Reply →

      Lo cierto es que los archivos del Ejército en la actualidad son bastante accesibles, claro siempre que vayas por la vía legal.
      Los dossieres que ellos me solicitaron son la causa de todas documentaciones, lo demás es seguir una línea de trabajo y desarrollarlo.
      Te agradezco tu comentario.

  • joan2garcias noviembre 16, 2019   Reply →

    • Antonio Santafé noviembre 19, 2019   Reply →

      Te doy las gracias por tu sincera respuesta.
      Espero que los próximos también sean de tu agrado.

  • josep maria muria sibera noviembre 18, 2019   Reply →

    Por ejemplo la informacion del 7 de mayo de 1859 como te la facilitan vas tu en persona o a traves de internet

    • Antonio Santafé noviembre 19, 2019   Reply →

      Como ya te comenté en mi correo, es cuestión de buscar en los archivos militares y visitarles. A veces se encuentran documentos de lugares que nunca podríamos saber lo que en realidad fueron sino fueron por estos dossieres que los militares conservan.
      Gracias por tus comentarios.

  • josep maria muria sibera noviembre 18, 2019   Reply →

    desde luego interesante todo relato de barcelona es alucinante como te lo curras de verdad de felicito

    • Antonio Santafé noviembre 19, 2019   Reply →

      Gracias, espero que el próximo que está muy cerca en caer, también te guste, ya que está relacionado con la vida de mi padre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: